jueves, 2 de agosto de 2012

Viene septiembre







Viene septiembre y una fronda de lluvia crece
en los aleros enrojecidos del amanecer,
mis pasos son ahora por largas y lejanas avenidas.
Camino revisando todos los mensajes,
evito la sensación de frío porque todavía creo en ti.
Dices que naciste al otro lado del mundo,
no sé si Buenos Aires es un lugar o es el sueño de todos.
Me hablas de una ciudad envuelta por la luna,
de una tristeza que te guardas dentro.
Hoy traes un recodo de ausencias
y yo no soy parte de ellas.
Ahora en tu móvil los sms no son míos,
tal vez tengan la música de antaño,
un viejo tango con su bandoneón.
Quiero retener este recuerdo,
la parte del sur que tú atesoras,
el viaje que nunca hicimos,
este irte despacio de mi lado.



2 comentarios:

Oréadas dijo...

La memoria siempre guarda recuerdos y hay música que los revive.
Un saludo

Mimí- Ana Rico dijo...

La fronda de lluvia crece con el sonido desierto del teclado, al fondo el sol nos empaña los ojos.
Posesivo tu poema, te sumerge en él desde las primeras notas.